APOYO REAL. 03/02/20

Sigo empeñada en seguir analizando y poniendo la lupa en algunas evidencias de la política cultural. Volviendo al tema que me preocupa, de qué sirven las ayudas si después no hay una red que sostenga…..  Las subvenciones ayudan a la producción de la obra pero no garantizan a las compañías nada más. Las compañías tienen que contar con espacios para estrenar su propuesta coreográfica y su consiguiente difusión, en muchos de los casos la mayoría de las creaciones se estrenan y después no llegan a los espacios. Esto en danza significa que la obra no existe y lamentablemente la gran parte de las piezas se quedan en capturas de vídeo e imágenes que pululan por la red en busca de likes…..

La danza ha pasado por diversas etapas y los creadores en lugar de profundizar en los aspectos creativos hemos fortalecido otras facultades para lograr promocionar nuestras obras. Estas habilidades tienen que ver con la viabilidad y la distribución, el creador/creadora se preocupa de que su trabajo se distribuya y sin embargo no se ocupa de lo creativo, pierde la perspectiva …... Estos métodos chocan frontalmente con la esencia de la danza y con el verdadero sentido del arte, se corre el riesgo de perder la parte humanística, la filosofía, el pensamiento, la profundidad…. Me preocupa de verdad la educación completa de los bailarines y también la del público, qué consecuencias habrá si solamente se valoran los componentes únicamente económicos….

Me niego a pensar que no se puede hacer algo, falta voluntad.  Los pasos que se han dado en estos casi 30 años son pocos. Hay que buscar la manera entre todas las partes de dar pasos esenciales de una manera más ágil.

Matxalen Bilbao 

 

FALTAN IDEAS Y VOLUNTAD 04/02/20

La razón principal de que los teatros no programen danza contemporánea es la falta de público, en todos estos años no se ha conseguido aumentar el interés por la danza, faltan estrategias para desarrollar nuevos públicos. Hay algunos ejemplos pero muy tímidos. Conozco sin embargo otros modelos de gestión cultural como Francia, Portugal, Inglaterra….. por nombrar algunos de los países, donde se desarrollan ideas para la creación de públicos. Son modelos de participación ciudadana que consiguen  que la gente se interese en participar en las distintas actividades que ofrece el teatro;  más allá de la exhibición o performance. Con estas prácticas se logra fidelizar un público, crear comunidad. Las personas se convierten en "seguidores" activos y participan en las propuestas. 

Es esencial desarrollar una interacción entre los artistas y la sociedad para que las distintas prácticas culturales tengan más seguidores. Acercar la danza abriendo los espacios de exhibición y los teatros….ofrecer información sobre los creadores e intérpretes y sobre los proyectos que éstos quieren desarrollar. Esto requiere trabajar en una misma dirección, artistas y gestores culturales juntos en un plano horizontal buscando dinamizar la vida cultural del municipio, barrio, distrito…. 

En el modelo de gestión que ejercen la mayoría de nuestros espacios, solamente existe la exhibición como única actividad y la gente no acude porque no se  identifica con lo que allí sucede, no siente que va dirigido a ellos, el modelo de participación no le ofrece el suficiente acceso a las propuestas artísticas. 

La mayoría de los teatros resultan edificios deshabitados a los que nadie trata de llenar de contenido. Los artistas, tenemos ganas de participar y ocupar los teatros. Hace falta voluntad, nosotros ponemos las ideas

Matxalen Bilbao 


HAY ESPACIO PARA TODOS. 31/01/20

Me pregunto qué va a pasar con la Danza Contemporánea..... No me preocupa solamente desde un lado personal, yo la verdad he recorrido ya casi todo mi camino. Me refiero a las siguientes generaciones, que por cierto cada vez son más. En qué van a trabajar….  cómo van a sobrevivir….. y lo más preocupante qué le va a ocurrir a la DANZA con mayúscula. ¿Solamente va a estar encaminada a la cultura del entretenimiento?..... Es verdad que hay algo positivo que es que se democratiza la cultura…. llegar a todo el mundo, que todos la entienda, pero como efecto estamos perdiendo la posibilidad de profundizar, de ser libres y de crear espìritu crítico. Queremos ser complacientes y gustar ........ malo, malo. No tengo nada en contra del entretenimiento ni contra lo espectacular, es más me divierte, pero si la danza se vuelve solamente espectáculo perderá su verdadera esencia, la creatividad, la búsqueda,la libertad, la crítica….

Lo que se está consiguiendo es que en lugar de educar al público, el público moldea la cultura, de esta manera se reduce e infravalora la capacidad creativa. Esto!... está ocurriendo con el consentimiento de todos. Por eso me pregunto a este paso en qué se va a ir mutando la danza, la cultura…. 

La mayoría de los teatros no programan danza, entre los que si programan la mayoría no apuestan por la danza que no sea de entretenimiento. La danza de creación queda por tanto apartada a espacios reducidos y alternativos, casi elitistas donde se actúa para un público minoritario, a veces no llega a 10 personas. Si a esta situación le añadimos las políticas culturales el resultado es terrible. En Euskadi cada año desde hace más de 2 décadas existen ayudas a la creación, producción de obras y demás modalidades…. con el resultado de un mercado saturado y una red incapaz de absorber tanta oferta. Lo que está ocurriendo es la consecuencia de muchos años de política cultural de pan para hoy y hambre para mañana, sin llegar a abordar con profundidad las necesidades propias y fundamentales del sector.

Me pregunto dónde está el problema, por una parte se impulsa la creación y por otro lado está el abismo. Nunca se habla de la precariedad de nuestro sector, nos hemos acostumbrado a ser la hermana pobre de las artes escénicas y hemos asumido que nuestra realidad es así. 

Desde fuera nos ven como una comunidad a envidiar... Todo lleva a pensar que nos encontramos en un contexto favorable, donde todas esas personas que hemos tenido el coraje y la necesidad de dedicarnos a la danza podemos vivir con dignidad..... a veces en el límite.

El resultado de esta política cultural de parche y tirita, de pan para hoy y hambre para mañana ha generado un sector extenso e interesante pero pobre de recursos y de posibilidades. 

Matxalen Bilbao